Desbordante incidencia de sida y VIH: Marisela Ortiz

Rafael González

La apatía por continuar con los tratamientos, la negligencia e irresponsabilidad por tomar las medidas preventivas al tener sexo  y el de continuar de promiscuo, es lo que ha detonado que los índices de VIH y SIDA, estén en total crecimiento en la entidad, particularmente en los municipios de Tuxpan, Santiago Ixcuintla, Acaponeta y Bahía de Banderas, que son lo que tienen la mayor incidencia de acuerdo a las estadísticas que se tiene en el sector salud.

Ante ello, Nayarit, es uno de los 4 estados del país con mayor número de defunciones por VIH y SIDA, en muchas delas veces debido a que los pacientes dejan inconclusos los tratamientos y factores multifactoriales como se ha venido señalando.

Tras señalar lo anterior la doctora Marisela Ortiz Navarrete, responsable del programa VIH de los servicios de Salud  en la entidad, agregó que actualmente en el estado, se están atendiendo a mil 221 pacientes, de los cuales mil 129 se atienden en el CAPACIT en Tepic y 92 en el CAPACIT de Tondoroque y de estos, fueron casos nuevos o detectados en este 2017 solo 65 casos de SIDA y 9 de VIH, siendo el tratamiento que reciben estos pacientes integral, ya que reciben atención psicológica, médica y de infectología.

 

La doctora responsable de este programa de VIH, mencionó que de del cien por ciento de las personas que se les detecta SIDA  o VIH, solo el 80 por ciento se convence de recibir un tratamiento médico, pero lamentablemente al conocer que están infectados, su estado psicológico cambia mucho, ocasionando que por el enojo abandonan el tratamiento, otros por causas de defunción no concluyen dichos tratamientos, otros porque se cambian de estados a vivir para que no los conozcan, pero insistió en exhortar a quienes ya padecen estas enfermedades de transmisión a tomar conciencia de que solo tomando el tratamiento médico es como podrán tener una vida más óptima, por lo que recomendó de manera respetuosa a los pacientes a no dar datos falsos ya que eso hace complicado su atención médica, dijo la doctora Marisela Ortiz Navarrete.