Ex delegados federales en Nayarit podrían ir a la cárcel

Por Pepe Reyna

En lo que se considera como una muy dura revancha de Manuel Cota Jimènez en contra de quienes desde el gobierno estatal priìsta le hicieron contracampaña para que perdiera las elecciones del pasado 4 de julio, cosa que así sucedió, ex delegados federales que acaban de ser relevados por la gente del propio ex candidato del PRI a gobernador del Estado, están siendo sometidos a una serie de auditorìas a fondo para ver si durante su función cayeron en vicios penados por la ley.

En fuentes conectadas con quienes realizan dichas auditorìas, se asegura que los ex delegados despedidos tendrán que soportar una minuciosa revisión, sobre todo en lo que corresponde a recursos financieros que estuvieron manejando durante su permanencia de hasta seis años en los cargos que se les habían asignado, a fin de que aquel o aquellas que resulten responsables de desvíos de dinero podrían enfrentar demandas penales que los llevarìa a prisión.

Entre las delegaciones que tuvieron relevos en estos últimos días figuran la de la PGR, Procuraduría Agraria, Hacienda Federal, secretarìa de Economía, Registro Agrario Nacional, Sedesol, Conagua, Conafor, Seguro Social, la de Atención a Indígenas, y otras.

Incluso se habla de nuevos cambios de delegado para los próximos días, entre ellos el de la Sagarpa que ya tiene mucho tiempo al frente de esa dependencia, la Policía Federal de Caminos, y màs.

 

En todas ellas se ha hecho notar la influencia del ex candidato priìsta a gobernador, Manuel Cota Jimènez, incluso en el caso del PRI estatal que estrena presidente y secretaria general, y también en lo que toca a la CNC en Nayarit donde acaba de ser electo el tecualense Antonio López Arenas. Toda una limpia de la que, se dice, tendrá consecuencias desastrosas para màs de alguno.