Piden poderes judiciales de los estados garantías constitucionales para enfrentar retos

Debemos pugnar para que, en rango constitucional, se dote a los poderes judiciales locales de las garantías mínimas para hacer un trabajo con excelencia e imparcialidad, manifestó el presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de los Estados Unidos Mexicanos (Conatrib), magistrado Marcos Alejandro Celis Quintal, en la inauguración del 41° Congreso Nacional de Tribunales Superiores de Justicia que inició hoy en Xochitepec, Morelos.

Ante magistrados, magistradas y jueces de todo el país, el presidente aseguró que la justicia se mejora fortaleciendo al Poder Judicial, no con descalificaciones infundadas.

Sobre todo, prosiguió, por los enormes desafíos a  los que se enfrentan, derivados de los cambios constitucionales de la última década, sobre todo en los últimos años, incluyendo el sistema acusatorio y oral que ya ha pasado el proceso de implementación y “es un reto cotidiano que hay que cuidar día a día, caso a caso para asegurar su funcionalidad y que sea un verdadero aliado contra la impunidad y la delincuencia”.

La inauguración estuvo a cargo del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, en presencia de la magistrada María Del Carmen Verónica Cuevas López, presidenta del Tribunal Superior de Justicia y Consejo de la Judicatura de ese estado y presidentes de tribunales superiores que conforman la Conatrib.

En el acto, el presidente de dicho organismo dijo que otro reto para los poderes judiciales es la oralidad mercantil, que se ha implementado parcialmente y en el mediano plazo alcanzará a todos los procesos mercantiles.

Celis Quintal recordó que en las últimas semanas concluyó el proceso de reforma Constitucional para que el Congreso de la Unión esté facultado para expedir la Legislación Nacional  en materia de procedimientos civiles y familiares.

“Ello implica un cambio gigantesco en la cultura judicial, en los sistemas de trabajo, en la infraestructura física y en la misma formación de abogados y jueces. El reto será de enormes proporciones”, apuntó.

Sin embargo, continuó, quizá el reto de más complejidad que la justicia local enfrenta hoy en día es la reforma a la justicia laboral. “A nivel nacional los poderes judiciales nos haremos cargo de cientos de miles de asuntos que actualmente están a cargo de las juntas locales de conciliación y arbitraje”.

 

Esta justicia laboral largamente olvidada, pronto cobrará nueva vida y nos exigirá procesos transparentes, objetivos y rápidos. Ese es el tamaño del reto y deberá ser el tamaño del apoyo a los poderes judiciales de los estados.